UNA BOCA PEQUEÑA PARA UNOS PEZONES PEQUEÑOS

Una boca pequeña para unos pezones pequeños,

tu lengua áspera redondeándolos,

se elevan;

se desfloran..

Playa virgen la extensión de mi cuerpo

porque aún tus ríos no la recorrieron;

y tal vez fue porque la tarde estaba triste cuando estuvimos juntos;

y no había sol y había lluvia...

Violaste sin cuidado la intimidad de mi alma

cuando miraste el color de mis pupilas;

y luego dijiste de mi piel tan blanca;

y de mis orejas tan finas...

No fui hacia el bastión de tu sexo

y sin embargo te robé las ansias,

y sólo suavicé tu espalda lastimada de agonías

cuando todo afuera era cansancio...

Encendí una hoguera en tu pecho

y el corazón te latía urgente y desesperado

porque quería escapar...

Se vierten las lágrimas de otras historias,

y un abrazo en la oscuridad nos protege del mundo...

Una boca pequeña para unos pezones pequeños,

tu lengua áspera humedeciéndolos,

se erizan,

se excitan como médanos llamando a la tormenta...

María Beatriz Rodriguez Araujo