El tango como testigo.  Lic. Virginia Martínez Verdier

Con historias de varones traicionados, de cafishios y malevos, de amores imposibles, mujeres buenas y de las otras, de prostíbulos, de vicios, de madrecitas santas, el tango pintó una acuarela de la primera mitad del siglo XX en el Río de la Plata.

Sin embargo, aunque parte de nuestra sociedad haya cambiado y evolucionado, aunque las mujeres hayamos  logrado integrar más nuestro “ser buenas y de las otras”, aunque los hombres ya no sean tan machos -y hasta no sepan como ser-, todavía hoy, muchas letras mantienen la vigencia en la búsqueda de ser varón, ser mujer y ser feliz.

"Chorra! Vos, tu vieja y tu papá...Cuando me afila una mina, me pongo al lao ´el botón"

"Barrio de tango/ que fue de aquella/Juana, la rubia que tanto amé/Sabrá que sufro pensando en ella/desde la tarde que la dejé..."

"Tu amor se secó de golpe/nunca dijiste porqué/yo me consuelo pensando/que fue traición de mujer."

"... Varón, pa’ quererte mucho/Varón, pa’ desearte el bien/Varón, pa’ olvidar agravios/porque ya te perdoné..."

"El hombre no es culpable en estos casos.../...le encajé 34 puñaladas..."

"Pebeta de mi barrio, papa, papusa/Que andás paseando en auto con un bacán/

Que te has cortado el pelo como se usa/y que te lo has tenido color champán."

"... Te baten todos Muñeca brava/porque a los giles mareas sin grupo/Pa’ mi sos siempre la que no supo/guardar un poco de amor y juventud..."

 

"... En la soledad/de tu pieza de soltera esta el dolor/Triste realidad/es el fin de tu jornada sin amor..." "... Yo, con mi montón de desengaños/igual que vos, vivo sin luz/Sin una caricia venturosa/que haga olvidar mi cruz.".

 

"Quiero emborrachar mi corazón/para apagar un loco amor/que más que amor es un sufrir/Y aquí vengo para eso/a borrar antiguos besos /en los besos de otras bocas..."

 

"¿Porqué me dejaste mi lindo Julián?/tu nena se muere de pena y de afán...En ese cuartito nadie más entró..."

 

"¿Te acordás hermano, la rubia Mireya? Cuando por la calle la veo tan vieja, doy vuelta la cara y me pongo a llorar"

 

Las letras de tango van describiendo las costumbres, creencias y normas de la sociedad porteña: Los desencuentros amorosos y el sufrimiento sin salida. La doble moral acerca del papel de la mujer. El placer asociado solamente a la transgresión. La traición femenina dada  siempre por supuesta. La reacción del hombre ante ella,   sufriendo  o  matándola. La mujer que por aspirar a una vida mejor, termina rodando, triste y vieja. El hombre que engaña a la mujer con promesas a cambio de su “virtud”.

Dicen que el tango es triste. Es cierto. Pero su belleza reside justamente en eso. En que describe la vida, y que cualquiera de nosotros, más tarde o más temprano, terminamos identificándonos con alguna de sus letras