En busca de la satisfacción sexual. Lic. Virginia Martínez Verdier

 

¿Qué necesitamos sexualmente de nuestra pareja?

¿Qué buscamos en el encuentro sexual?

Es posible que nuestras respuestas a estos interrogantes  nos descubran libres o atrapados a prejuicios, mitos y creencias que limitan nuestra capacidad de goce.

La búsqueda de la satisfacción sexual suele ser la respuesta. Sin embargo para cada uno la satisfacción sexual corre por vías diferentes:

 

·        La diversión y la alegría versus la rutina.

·        El intercambio profundo versus las actitudes sexuales mecánicamente seguras.

·        El intercambio armónico de sentimientos puestos en palabras (aún los negativos) versus el silencio aparentemente protector.

·        El encuentro de nuestras intimidades versus el encuentro exclusivo de los cuerpos.

·        Descubrirnos y descubrir al otro versus la certidumbre de lo conocido.

·        Preguntar y decir nuestras necesidades versus esperar adivinar y ser adivinados.

·        Elegir y compartir libremente nuestros  deseos versus sostener el cumplimiento de  mandatos impuestos.

·        El encuentro erótico sin apuro y con final orgásmico incierto versus el orgasmo rápido y el descanso inmediato.

·        El orgasmo alcanzado a través de conductas sexuales alternativas versus exclusivamente a través del encuentro coital.

·        El orgasmo logrado independientemente del clímax del otro o alcanzado simultáneamente.

·        Las caricias y los besos como inicio y sostén de la relación sexual versus el pasaje rápido al encuentro de los genitales.

·        El erotismo de todo el cuerpo versus la exclusividad del estímulo  genital.

·        La necesidad del abrazo posterior versus el contacto de las espaldas.

·        La confianza versus la duda y la inhibición.

·        El respeto recíproco por nuestras ideas y necesidades sexuales versus el egoísmo de nuestras convicciones.

·        Etcétera versus etcétera.

·        La luz versus la oscuridad.