Ejercicios para aumentar el placer. Virginia Martínez Verdier

Varones y mujeres tenemos músculos en nuestro pubis que sostienen nuestros órganos genitales. Se llaman músculos pubococcígeos. Son los que se contraen durante el orgasmo. Conocerlos y ejercitarlos mejora la calidad de los orgasmos, los facilita  y ayuda en el aprendizaje del control eyaculatorio.

El médico ginecólogo Kegel planificó ejercicios musculares para realizar  durante el embarazo y después del parto, pero es recomendable que varones y mujeres los tonifiquemos y fortalezcamos más allá del período reproductivo..

Para detectar cuáles son esos músculos, bastará con interrumpir la salida de la orina. Los músculos que producen ese corte son los que tenemos que ejercitar. Para reconocerlos, las mujeres también pueden poner un dedo en su vagina y apretarlo.

Es importante no confundirlos con los músculos que rodean al ano y que se contraen con mayor facilidad que los pubococcígeos.

Una vez reconocidos, la práctica consiste en contraerlos y relajarlos, suavemente, sin apurarse.

La primera semana realizarán el ejercicio 30 veces  a lo largo de tres veces por día.

La segunda semana aumentarán a 60, tres veces al día.

La tercera semana aumentarán a 100, tres veces al día.

La cuarta semana aumentarán a 150 veces cada vez. Tres veces en el día.

Es importante que el músculo no se canse ni duela. En ese caso, deben bajar la cantidad y aumentar más lentamente.

Pueden realzarlos en cualquier momento y lugar, dado que nadie lo nota, sólo ustedes. En el colectivo, en el auto, en el trabajo, se pueden tomar 2 minutos y practicarlos.

Lo ideal es que los practiquen durante toda la vida. Sé que no es fácil ese compromiso, pero ustedes notarán la diferencia.

Cuando dominen esos músculos, disfrutarán de sensaciones genitales más intensas durante sus encuentros sexuales.