EDUCACION SEXUAL Y DISCAPACIDAD MENTAL
CAPACITACION ON LINE. LA TECNOLOGIA COMO ALIADA.
Prof. Lic.Virginia Martínez Verdier

Con este artículo quiero compartir la experiencia realizada en la Primera Rotación del Seminario de Capacitación On Line “Discapacidad mental y sexualidad”. Ambos términos son dos polos temáticos que tienen escasos puntos de encuentro tanto en su conceptualización como en su puesta en práctica. Esta tarea pretendió unirlos.

Mi trabajo profesional a lo largo de 20 años de incursión en estos temas, tanto en capacitación de docentes y profesionales, como de trabajo específico con las personas discapacitadas mentales y sus familias, me estimuló a compartir esa experiencia con aquellos que buscan una integración y complementación sucesiva de la problemática. Para ello, tomé a la tecnología como una aliada novedosa que permite acercarse a quienes, por diversas razones no pueden capacitarse de manera presencial.

Dicté el Primer Seminario de Sexología por Internet en 1998. En aquel momento, la tecnología era más limitada y no nos permitía la calidad del intercambio que puede realizarse ahora. Este sistema tecnológico facilita la relación directa desde la web de sexuar, bajar las clases, entrar en los foros de discusión, realizar consultas, comentarios, supervisiones. Cada alumno puede hacerlo en su momento y en sus tiempos.

Esta capacitación fue dirigida a los cuidadores de las personas discapacitadas fueran estos, docentes, profesionales, asistentes o familiares. Todos y cada uno, juegan un rol comprometido, concientemente o no, con la salud de sus asistidos. La sexualidad es un aspecto poco explorado en estos casos y, a la vez, absolutamente presente a lo largo de toda su vida. Por eso es necesario comprender sobre el tema, para accionar lo más conciente y saludablemente posible.

En esta época, se habla con mayor soltura de la sexualidad, incluso la televisión e Internet suelen mostrar una supuesta liberación de las costumbres sexuales. Sin embargo, quienes trabajamos diariamente con la intimidad de las personas, sabemos que aún hay mucho por recorrer en la verdadera liberación de la sexualidad. Se pasó de un extremo al otro, de la inhibición, represión, del “de eso no se habla” a la extroversión, mecanización y deshumanización de la sexualidad. En el medio de estos dos extremos está la gente común, con su vida cotidiana y sus conflictos mayores o menores. En estas circunstancias sociales, la crianza y educación de los hijos y/o asistidos se hace más complicada, y lo es más aún cuando ellos transitan por una discapacidad mental. ¿Qué necesitan sexualmente? ¿Cómo educarlos? ¿Cómo comprender lo que les sucede cuando llegan a la pubertad y el cuerpo de niño se aleja de su mente? Generalmente surgen en los adultos cuidadores, diversos sentimientos contradictorios, ambivalencias, puntos ciegos...

Esta experiencia no pretendió agotar el tema de la sexualidad y la discapacidad mental. Nuestra intención fue abrir las compuertas y ayudar a sumergirse en este apasionante océano, acompañando a sus participantes en la exploración de sus profundidades.

OBJETIVOS:

Los Objetivos fueron separados en tres ejes: los contenidos, el trabajo sobre sí mismo y la cuestión institucional y familiar.
Los contenidos podrían adquirirse a través de la simple lectura, si bien en estos temas hay poca bibliografía, pero sin la reflexión, reelaboración y el intercambio, no se producen reales movilizaciones personales que son las que llevan a aprehender realmente los conceptos.
El trabajo sobre sí mismo es fundamental para comprender y accionar correctamente. No suele hacerse de manera conciente, requiere de un gran esfuerzo de voluntad.
Las situaciones institucionales y familiares son las cotidianas, están permanentemente jugando, desafiando, desestructurando, produciendo conflictos y algunas veces, despertando sonrisas, alegrías, satisfacciones. Sobre estas situaciones cotidianas, los participantes saben mucho, y este es el espacio para intercambiarlas y encontrar juntos las mejores salidas posibles.
Entre el alumnado hubieron sexólogos educativos, docentes, docentes de educación especial y personas interesadas en el tema. Quienes estaban ubicados en cada uno de los polos (sexualidad y discapacidad) se encontraron con contenidos conocidos, la propuesta fue que, durante esta capacitación, fueran pudiendo acercar ambos polos y destrabando las dificultades que surgen en la tarea con esta temática. Desde mi rol docente organicé, coordiné, transmití contenidos teóricos y prácticos, supervisé los casos que se presentaron, pero, la propuesta central fue enriquecernos con lo que sabíamos todos.

CONTENIDOS:

1.- Qué es la sexualidad. . Aspectos biológicos, psicológicos, sociales y culturales.

2.- Qué es la discapacidad mental. La familia. Proceso de duelo.

3.- Proceso de sexuación: Infancia. Prebubertad y Pubertad. Preadolescencia y adolescencia.

4.- Expresión de la sexualidad en los diferentes niveles de discapacidad mental.

5.- Qué es lo normal. Derechos sexuales. Mitos, prejuicios y creencias. Sistema de valores sexuales.

6.- Conductas y actitudes sexuales: Masturbación. Iniciación sexual. Prostitución. Noviazgos. Matrimonios. Homosexualidad. Maternidad y paternidad. Anticoncepción.

7.- La mirada y la actitud del adulto cuidador. Familia, asistentes e institución. Negación, sobreprotección, sobrestimulación. Autonomía: Higiene. El dormir.

8.- Abuso sexual. Prevención y detección.

9.- ¿Es posible la educación sexual de las personas con discapacidad mental? Educación del autocuidado y la intimidad. Nunca es tarde.

10.- Educación sexual. El rol de la escuela. Escenas temidas. Abordajes posibles.

METODOLOGÍA:

Cada clase estuvo relacionada con la siguiente en niveles de profundización y elaboración creciente, por ello recomendamos no avanzar en las clases sin haber trabajado primero las anteriores.

El espacio de las tareas fue fundamental para hacer un trabajo personal, la comunicación en esta actividad, sólo se establecía entre el alumno y la docente.

Los Foros de discusión fueron el espacio de encuentro entre todos los participantes. Sugerido para realizar comentarios, reflexiones, descripción de casos o situaciones particulares para compartirlas y/o supervisarlas, dudas, preguntas. Todos podían opinar y ampliar o debatir sobre lo que mencionaran los demás. También, podían realizar comentarios sobre las tareas, ya que el resto no conocía lo aportado por cada uno.

BIBLIOGRAFÍA:
Fue recomendada para cada tema y fueron subidos archivos de libros y artículos a la plataforma educativa. También propusimos que cada alumno investigara la bibliografía existente en su región y nos hiciera llegar sus títulos, autor, etc. para compartir la información entre todos.

En relación al trabajo de reflexión, sugerí que desde el inicio del curso fueran tomando nota de la movilización interna, emocional e intelectual, que fuera sucediendo en los participantes (Diario de Itinerancia), esas anotaciones podían ser el eje en el que luego centraran su trabajo final.


MI BREVE EVALUACION:
Ya que la dejo en las palabras de los participantes

• Me replanteo cómo armar un vínculo en esta metodología docente. Estoy convencida de que el aprendizaje de estos contenidos no se logra realmente con la teoría desprendida del trabajo personal compartido. Sin embargo ¿cómo complementar lo interactivo con lo virtual? Sé que estamos utilizando metodologías innovadoras que aún requieren de mayor habitualidad y profundización.
• Aún así, creo que la experiencia fue positiva, como todo primer intento, tiene mucho para replantear y modificar. Porque, más allá de nuestros roles sociales aprendidos, inculcados, elegidos, nosotros, inicial y fundamentalmente, somos seres humanos, y como tales siempre estamos a tiempo de aprender, modificar, replantear y volver a aprender.

EVALUACION REALIZADA DE LOS PARTICIPANTES:

Fortalezas de la experiencia:
En primera instancia la mayor fortaleza es instalar la temática.
La presentación de casos clínicos para ejemplificar algunas de los contenidos teóricos
La claridad en la presentación de los temas, utilización de un lenguaje "interdisciplinario" al alcance de todos.
El Temario amplio.
Las tareas de reflexión individual.
La síntesis enviadas con los comentarios de los alumnos.
El material bibliográfico.
Los integrantes del mismo, desde Virginia con toda su labor, acompañamiento y enseñanza, y cada uno de nosotros, (cada uno sabrá en qué medida), con los deseos de aprender, dudas y expectativas....
El compartir experiencias, positivas y/o negativas, que personalmente me sirvieron para sentir que a muchos les pasa lo mismo que a mí, y que aunque no tenga el apoyo de otros profesionales que les interese el tema, puedo trabajar sola y sin rendirme, aunque la recepción sea escasa, y disfrutar como si fuera una gran victoria el hecho de que una persona te escuche, te consulte o sienta que la has ayudado...
Confiar en lo virtual, no estaba muy convencida, cuando me anoté, sólo que el tema me fascinaba y tenía mucho interés, por eso me inscribí, y no me arrepiento, cubrió todas mis expectativas y más...
La disponibilidad horaria, una alternativa de educación que nos otorga un alto grado de autonomía permitiéndonos compatibilizar las exigencias de la capacitación y el perfeccionamiento con nuestros espacios personales.
La practicidad del software.
Los recursos pedagógicos utilizados.
El apoyo e intercambio de opiniones.
El importante material bibliográfico recibido, tanto las leyes como todo el resto de material que proporcionaste.
Encontrar personas de diferentes lugares que nos encontramos luchando por las mismas cosas.
Encontrar en el foro personas que comparten los ideales y las tareas en lo que parece que estuviésemos solos
Conversar sobre los temas me dio mucho gusto.

Debilidades de la experiencia:
Me hubiera gustado, no sé si es una debilidad o parte de la propuesta, que sin "escolarizar" el curso incorporara instancias desde el capacitador a cada participante en interpelación a las tareas individuales enviadas. Como una nueva instancia de reflexión.
Poca participación en los foros. Se podrían proponer situaciones o preguntas disparadoras.
Falta de teorización y práctica del manejo clínico de la sexualidad del discapacitado.
Los foros. Claro está que no es sólo de parte de la propuesta, los participantes, hablo en primera persona, hubiera sido importante mayor participación. En algunas oportunidades, yo sentí que algo me había perdido y algunos corrían por otro sendero, que compartí en un momento y no se dónde me desvié. Al ser pocos los participantes activos en el trabajo, esto se transforma en un obstáculo.
Reconozco que en las primeras clases sentía que la temática venía "tibia". Eran contenidos que ya manejaba. Las últimas entregas me fueron entusiasmando mucho más. Me parecieron muy interesantes los contenidos enviados.
Poco compromiso de algunos compañeros...
Particularmente, no sé si es por la falta de experiencia en esta metodología, (lo virtual) pero sentí que tenía que ser formal, precisa y hablar con experiencia...Este motivo, fue el que me coartó un poco a escribir más en el foro, por ejemplo, un día adjunté un chiste y nadie lo festejó..jaja. Sentí que el foro era un espacio más para supervisar casos y alentarnos en seguir adelante...
Este es más que personal, sigo necesitando un encuentro y cierre en forma presencial.
Me hubiese gustado más presencia de la coordinadora/docente que aliente la participación del grupo para evitar la dispersión.
Poco compromiso de los participantes, si bien quedó claro desde un principio la necesidad de participar de las distintas actividades y foros propuestos considero que las exigencias para la obtención de un certificado deben ser mayores.
No puedo señalar debilidades, tal vez por ser la primera vez que incursiono en un curso on line me costó mucho el manejo de las herramientas informáticas, no es mi fuerte pero confieso que es mucho más cómodo que tener que trasladarse a algún lugar a hacer un curso.
Buscar en las librerías y no encontrar los libros mencionados en la bibliografía.
El tiempo, personalmente reconozco que tengo escaso tiempo para sentarme tranquila a escribir, me hubiese gustado participar más de los foros, poder hacer con más tiempo las tareas, pero reconozco que mi tiempo es super escaso, amén de unos cuantos contratiempos que tuve con mi salud.

Proceso personal:
En lo personal me sirvió para compartir con colegas de otras disciplinas y sexosofías diferentes a los del medio en el cual me muevo.
Logré alguno de mis objetivos que fue ampliar la mirada, acceder a nueva bibliografía. Confirmó que el camino que iba transitando no estaba equivocado, que no es un aporte menor a los que asumimos la responsabilidad de esta tarea.
Virginia te agradezco poner en la mesa de discusión el tema de la sexualidad y discapacidad, ya que muchas veces hay pocas posibilidades en el trabajo cotidiano, de encontrar espacios de intercambio por falta de conocimiento.
En primer lugar quisiera decir que la experiencia pudo haber sido sumamente positiva si se hubiese aprovechado al máximo la propuesta de la docente, mediante un intercambio más rico de opiniones, experiencias y situaciones vividas.
En lo personal vivir esta experiencia me sirvió para reafirmar mis conceptos sobre el significado de la educación sexual a través de los recursos brindados y el intercambio de nuevas opiniones. Siempre es movilizador tratar esta temática, en mi caso particular me ayuda a revisar mis actitudes.
Desde la perspectiva del bienestar sexual estoy convencida de que es más importante educar para aprender a amar, para aprender actitudes, valores y habilidades, para mejorar y para ser felices, a veces se confunde educar con prevenir y, si bien es cierto que la educación sexual tiene una función preventiva, su función primordial es la formativa. Siempre será mas efectivo formar para ayudar a desarrollar autonomía y conciencia interna, para estructurar valores, para discriminar por sí mismos lo bueno y lo malo, lo conveniente y lo inconveniente, lo saludable de lo no saludable, lo constructivo de lo destructivo ya que la sexualidad puede ser fuente de crecimiento o malestar, satisfacción o insatisfacción, realización o frustración.
No puedo dejar de lado mencionar la necesidad de articular las herramientas necesarias para que la familia, la escuela, el estado y los profesionales vinculados a la salud de las personas cuenten con la información necesaria y el compromiso social para que esto suceda.
El espacio me sirvió enormemente para tener una visión más acabada del tema discapacidad y sexualidad, es poco el material y difícil de conseguir y acá quedó muy claro todo aunque me hubiese gustado exprimir un poco más a Virginia. Esperemos vernos pronto en otro curso o seguir capacitándonos en esto que es muy importante para mi.
Estoy muy contenta de haber hecho este curso, a partir de ahora confío en lo virtual y una manera de superar esta debilidad, es hacer otro curso, obvio referido a la Sexualidad Humana, que es lo que me puede...
Con respecto a la participación en los foros, tratar de ser más auténtica y no seguir a la masa, si me hubiese mantenido como empecé, creo que le hubiese dado una alegría más a Virginia...
El hecho del poco compromiso de algunos compañeros, ni dudo, que fue por problemas ajenos al interés, creo que al margen de que el curso, tenga como norma usar el tiempo como uno disponga, tendría que tener un tono más alto de obligación, ya que muchas veces somos hijos del rigor...
Por último insistir en juntarnos, para mí es fundamental para un proceso de aprendizaje, pero repito que esto es muy personal, me sirve a mí...
La reflexión sobre mi proceso personal, para mí fue fantástico, no sólo que leía las clases en voz alta para que el resto de la familia escuchara, sino que cada jueves, me preguntaban ¿y hoy que mandó?, ¿de qué se trata?, ¡haber leé lo que pusiste en la tarea!! Virgi pagué por uno y lo hizo la familia al curso también..jaja.
En lo que maduré con este curso, es en el hecho de que no tengo que seguir esperando un carruaje con cuatro o cinco profesionales que me apoyen, al contrario, creo que fui un poco tonta...cuando leía las clases, veía la bibliografía, todo o casi todo era familiar, ya que contaba con ella, lo había leído antes, etc. pero nunca me había animado a armar algo, gracias al curso, me atreví a armar un video y un power point y di charlas a padres, adolescentes y profesionales, y me fue muy bien, como también tuve bajones donde no concurrió nadie a la charla prevista, pero no caí, lloré para desahogarme y luego estaba entera, y eso se lo debo al curso, en otras palabras a vos Virginia, a mis compañeros, que me sentí acompañada, y a otros compañeros que es grandioso lo que están haciendo y creo que no me queda nada más por decir...GRACIAS Y ME QUIERO DESPEDIR SÓLO CON UN, HASTA LUEGO...